Día 2, Aparentemente está funcionando el proceso, obligarte a hacer un dibujo diario hace que te esfuerces en buscar una idea y derive en otra, revises apuntes viejos y salten nuevas ideas…

Hace poco fui a la misa budista donde cuidan los ihai para celebrar el año nuevo y como regalo nos dieron unos darumas de papel. Estos darumas recuerdan a Bodhidharma, el monje budista que empezó la corriente Zen en Japón, se dice que meditó por nueve años y a causa de ello perdió las extremidades por atrofia. Es reconocido por su perseverancia, es por ello que una característica de los darumas es ser huecos por dentro y tener un peso en la base como un porfiado así se les tumbe siempre vuelven a levantarse.

La tradición de los darumas es pintarle el ojo derecho cuando te propones una meta o deseo, tenerlo siempre a la vista para recordarlo y una vez que se logre se pinta el otro ojo.

daruma